Pasar al contenido principal

Pobladores y estudiantes del Liceo de San Francisco de Coyote fomentan apropiación y activación de espacios públicos

Empoderamiento fortalece los lazos sociales e identidad comunitaria


 


Fecha de publicación:


Mar, 30/04/2024

|

Autoría:


Alfredo Villalobos Jiménez (Periodista Vicerrectoría de Acción Social)

img-noticia-Representación de espacio físico para recreación y deporte

Los estudiantes definieron el espacio físico tomando en cuenta lo recreativo y deportivo para juegos de mesa, ping pong y ajedrez, además de una zona de descanso y ocio, entre otros. Foto. Mario Villalta Estrada EC-627.

Habitantes de San Francisco de Coyote en Nandayure, Guanacaste y estudiantes del Liceo de la localidad, han unido fuerzas para transformar sus entornos, fomentando una mayor apropiación y activación de los espacios públicos por medio del proyecto de Acción Social EC-627 “Hábitat, espacio público y arquitectura en San Francisco de Coyote” coordinado por Mario Villalta Estrada, docente de la Universidad de Costa Rica (UCR). 

Durante el primer año se realizó un proceso participativo con 40 estudiantes y docentes, administrativas, madres y padres de familia, empresarias y líderes comunitarios para implementar el diseño y construcción de espacios dentro y fuera del Liceo. También se involucró una red de apoyo compuesta por empresas madereras, constructoras, comercios locales, ferreterías, restaurantes, viveros y supermercados colaboradores del proyecto. 

El espacio físico en la primera fase se planificó en 12 metros cuadrados y finalmente se concretó en 80 metros cuadrados, que ya cuentan con financiamiento. Gracias al desembolso del 20% por ciento con el que contaban y el 80% obtenido por donación, la obra avanza bajo la supervisión técnica y profesional de la UCR. 

Los estudiantes definieron las necesidades básicas del espacio físico del Liceo en 4 áreas: recreativas-deportivas (para juegos de mesa, ping pong y ajedrez); ocio (para descanso y relajarse); ambiental (para siembra de árboles, huerta) y estudio (para hacer tareas, leer y realizar trabajos educativos). Además se ha generado un sentido de pertenencia, porque ellos y ellas son parte de la obra y hombro a hombro trabajan con la y la comunidad. 

Para Ana Grace Bermúdez Paniagua, orientadora del Liceo “es una experiencia vocacional maravillosa para los estudiantes de séptimo a undécimo porque han aportado ideas, diseño, dibujos y levantamiento lugar. Y los estudiantes en los días libres se han puesto la camiseta para hacer realidad los 4 espacios físicos valiosos”, agregó Bermúdez.

En la etapa inicial los estudiantes lideraron la planificación, el diseño y la ejecución de cada fase del proyecto. A través de 18 talleres participativos, han identificado las prioridades de la comunidad en estrecha colaboración con empresas locales y la UCR para obtener los recursos necesarios.

Un total de 425 personas, entre estudiantes, trabajadores calificados, personal docente y administrativo del Liceo, así como madres y padres de familia participaron en dichos talleres, que incluyeron temáticas como: cerámica,  diseño, hamacas, textiles e identidad cultural. 

El proyecto tiene un enfoque de aprendizaje experiencial donde los estudiantes adquieren habilidades técnicas, y experimentan un cambio de perspectiva y mayor confianza para superar los obstáculos y mantener el impulso de la iniciativa. El éxito del EC-627 no solo se mide en términos de metros cuadrados construidos, sino en el empoderamiento y el sentido de pertenencia generado en la comunidad. 

Según Villalta “el logro más importante del EC-627 es la consolidación de redes comunitarias y la valoración positiva de los estudiantes y docentes ya que les permite adquirir aprendizaje, experiencias y compromisos de forma colaborativa y creativa para transformar su comunidad.”  

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de estudiantes de Arquitectura, Antropología, Derecho, Trabajo Social, Pedagogía, Gestión Cultural y Artes, entre otras carreras que logran conjugarse para que el proyecto tenga un enfoque más integral y comunitario. A medida que el proyecto avanza, la idea es consolidar redes comunitarias y brindar a los jóvenes la oportunidad de liderar procesos de cambio social.

Para Rodrigo Baltodano Peralta Presidente de la Asociación Desarrollo Integral Coyote y miembro de la Junta Administrativa Liceo “tener acá una institución como la UCR es una gran oportunidad ya que permite a los jóvenes sentirse parte de acciones para cambiar su comunidad y mejorar sus oportunidades”.

En la segunda etapa del EC-627 los estudiantes del Liceo contemplan la construcción y apropiación de espacio público para la comunidad, que podría extenderse hasta el 2025. En este sentido Villalta señala que “se trabaja con la contraparte del personal del Liceo de Coyote y las fuerzas vivas, Asociación de Desarrollo, Ebais y comités que aportan para hacer realidad espacios públicos como plaza, parque, centro cívico o recreativo”.

| Noticias relacionadas |

Por temática

Ver más
Con actividades formativas el trabajo comunal “Aplicaciones de la salud ambiental: recursos naturales, asentamientos humanos y procesos productivos” (TC-731) espera que la niñez guanacasteca se convierta en un agente de cambio positivo hacia una salud ambiental en la región. En la foto se aprecia a un grupo de estudiantes de la Escuela Los Andes, en La Cruz, Guanacaste. Foto cortesía TC-731.
La población guanacasteca se capacita en Salud Ambiental

10/Jun/2024  | 

La Sede de Guanacaste impulsa acciones para la concientización de la población sobre el impacto de las actividades humanas en el mejoramiento de la salud ambiental.
El Ministerio de Educación Pública calculó que para el año 2022 unos 180.000 adolescentes no asisteron a la educación formal. Entre las principales razones expresadas están su falta de interés en la propuesta académica, la carencia de recursos económicos o diversos problemas de acceso al sistema educativo. (Foto: OCI-UCR)
La Acción Social reafirma compromiso con el mejoramiento...

05/Jun/2024  | 

La UCR impulsa proyectos para que la niñez y adolescencia supere su rezago educativo, permanezca en las aulas e ingrese a la educación superior.
El uso de las nuevas tecnologías de comunicación e información son parte de una estrategia global para la revitalización de lenguas en peligro de extinción.  Por su parte, la UCR sigue contribuyendo con el desarrollo de aplicaciones para teléfonos celulares con sistema operativo Android. Foto montaje Eduardo Muñoz.
​​Las lenguas indígenas al toque de un “click”

28/Mayo/2024  | 

El proyecto TC-625 realiza esfuerzos por revitalizar el patrimonio lingüístico costarricense mediante la producción de materiales didácticos, aplicaciones informáticas y recopilación de saberes...

| Comentarios |